Skip to Content

130° aniversario de la Hospitalidad

 

En las primeras décadas que siguen a las Apariciones de la Virgen María a Bernardita, la historia nos enseña que, desde 1874, las personas enfermas participan en las peregrinaciones a Lourdes. Muy rápidamente se empieza a sentir la necesidad de “brazos fuertes” para ocuparse de ellas. Así es como nació la Hospitalidad Nuestra Señora de Lourdes cuyo estatuto canónico, es decir su papel en la Iglesia, fue reconocido en 1885. Desde entonces, los hospitalarios de Lourdes son los artesanos fieles de la respuesta a la peti­ción de Nuestra Señora de “venir en procesión”. Su voluntariado al servicio de los peregrinos es sin duda alguna uno de los testimonios más evocadores de la vitalidad del Mensaje de Lourdes.

 

www.fr.lourdes-france.org/hndl