Skip to Content

En la Gruta, para que la oración sea devota

P { margin-bottom: 0.21cm; }

Durante su paso por Lourdes, no dejen de ir a la Gruta de las apariciones, en el re-cinto del Santuario. Durante la “temporada de las peregrinaciones” hay sacerdotes y también religiosos y religiosas, voluntarios y empleados del Santuario que trabajan desde las 5 de la mañana hasta media-noche. Reportaje sobre la labor de esos hombres y mujeres que están a su servicio para que la oración sea devota.

 

P { margin-bottom: 0.21cm; }

05:00 Es todavía de noche en la Gruta, esa mañana. Peregri-nos de rodillas o sentados están ya rezando, en el mayor silencio y recogimiento. La silueta de un hombre se destaca de repente en la penumbra, que entra en la luz de la Gruta donde se inclina ante la imagen de la Virgen. Es Henri, el “cuidador del fuego de la Apa-rición” que viste su ropa de ser-vicio. Empleado del Santuario, su misión es asegurarse que la Gru-ta esté siempre limpia, vigilar el gran candelabro, el árbol ardiente de luces, y también contestar a los peregrinos cuando le pregun-tan algo. 05:15 Una nueva silueta en la Gruta, que está en-trando en el pequeño edificio que hay al lado de la Gruta. Es Sor Daad, religiosa Franciscana de la Cruz del Líbano, la sacristana. Si ha llegado tan pronto es para preparar la misa de las 6 h., la primera misa de esta mañana de primavera. Hace idas y venidas entre la Gruta y la sacristía, lle-vando, unas veces copones y cá-lices, y otras micros y atriles. La víspera por la noche consultó por internet el programa de las misas organizadas en la Gruta para saber a qué hora tenía que llegar. El P. Benoit, religioso franciscano miembro de la comunidad que se encuentra en Lourdes, hace lo mismo. Llega también sonriente, a la sacristía donde acoge ahora al sacerdote polaco que va a ce-lebrar la misa de las 6,00. Henri, Sor Daad, Fr. Benoît maestro de ceremonias: un verdadero ser-vicio de convivencia. 05:30 Dos hombres, miembros de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes, aparecen por el lugar. Se trata de François, el francés, y Vicenzo, el italiano. Esta semana son ellos quienes han sido elegidos para animar, du-rante toda la mañana, el servicio de ayuda a la oración. Un servi-cio que va dirigido, por supuesto, en primer lugar a los peregrinos. François y Vincenzo van a animarlos y acompañarlos durante las celebraciones, para velar por ellos, para indicarles lo que tienen que hacer para pasar por la Gruta, para responder a sus preguntas. Un verdadero servicio de presencia cercana.

 

P { margin-bottom: 0.21cm; }

06:00 Comienza la misa en polaco. Sor Daad, Fr. Benoît, François y Vicenzo inter-cambian miradas de ánimo y amistad. Se celebra la misa para un grupo de cincuenta polacos a los que se unen peregrinos de todas las nacionalidades. 06:30 Termina la misa. Se ocupan de nuevo en la sacristía con la des-pedida del sacerdote polaco y la acogida de otro nuevo, esta vez de lengua inglesa. 06:45 Comienzo de la misa en inglés. Ya amaneció. 07:30 Comien-zo de una misa en coreano. 08:30 Comienzo de una misa en alemán. 09:45 Comienzo de una misa en francés. 10:30 François y Vincenzo abren el acceso para pasar por la Gruta, que se había interrumpido durante las misas. Peregrinos de todos los continentes se alegran de volver a ver de nuevo la fuente y de to-car la roca. Fray Benoît, el fran-ciscano, ha terminado su tiempo de servicio, como maestro de ceremonias. 11:00 Se anuncia un grupo de 1400 peregrinos de la diócesis de Nantes (Francia): François y Vincenzo, con otros hospitalarios y hospitalarias que acaban de llegar, invitan a este grupo a que se adelante a pasar, conforme a la programación esta-blecida de antemano. Con mucho recogimiento y una cierta alegría acompañan al grupo en su paso por la Gruta, dando siempre la prioridad a las personas más frá-giles, como aquí a 103 peregrinos enfermos, sentados en los “carritos azules”. 11:30 Dentro de un cuarto de hora va a empezar la oración del Ángelus en italiano que será retransmitida en directo por internet (TV Lourdes) y por TV 2000 (la cadena de televisión católica italiana). Mientras se es-pera la llegada del sacerdote que va a animarlo, los bancos se van llenando poco a poco, mientras el flujo ininterrumpido de los carritos azules pasa por la Gruta. 11:40 Cuando llega el sacer-dote italiano, hoy es el P. Nico-la, François y Vincenzo detienen el paso de los peregrinos por la Gruta, durante el tiempo que dura el Ángelus.

P { margin-bottom: 0.21cm; }

15:05 Marc y Claude, dos guardas, encargados de recoger las colectas y miembros del servicio de Prevención y seguridad del Santuario, pasan a recoger los donativos de los peregrinos depositados en el cepillo a la entrada de la Gruta. También recogen el buzón de las intenciones de oración cuyo contenido será entregado luego para ser abierto y examinado por un pequeño equipo de voluntarios, animado por sor Margarita, una religiosa de la congregación de san José de Tarbes. 15:15 El P. Michel llega a la sacristía de la Gruta. Dentro de unos minutos va a dirigir la oración del ro-sario de Lourdes, retransmitida en directo desde hace muchos años por numerosas radios cristianas francófonas del mundo entero, pero también por TV Lourdes, Internet del Santuario, y, más recientemente, por KTO TV, la cadena de televisión católica francesa. Patrick, el encargado de las velas, hace las veces de sacristán. Prepara especialmente el micrófono y el atril del sacerdote.

 

P { margin-bottom: 0.21cm; }

15:30 Comienza el rosario de Lourdes. Cientos de peregrinos participan en él con gran fervor y piedad. Entre ellos, 300 jóvenes venidos de Metz (Francia) con sus anima-dores. 17:55 El P. Nicola vuelve de nuevo a la Gruta para el rezo del rosario en italiano. Pide apagar los móviles y explica el desarrollo del rosario y la participación de la asamblea. 18:00 Todo está listo. Comienza el rosario. Se oye la música de los títulos de inicio de la televisión católica italiana TV 2000, que retransmite en directo en los alta-voces de la Gruta. Tres sacerdo-tes animan el rosario al lado del Padre Nicola. 18:35 Vuelve a comenzar el paso de los peregrinos por la Gruta, mientras que el responsable de las velas vuelve a recoger los micrófonos y los atriles. Ya no parará hasta la última misa del día que se ce-lebra por la noche, a las 23.00 (todas las noches hasta finales del mes de octubre). 19:30 Alain, otro responsable de las velas comienza su turno. Patrick, el que le precedía, le desea un buen trabajo.

22:00 Dos miembros de una asociación de familias italianas, "La casa di María", llegan a la sacristía. Falta una hora para que se comience la última misa del día. Roberta y Giacomo hacen las veces de sacristanes. 22h45 Roberta y Giacomo acogen atentamente al sacerdote francés, el P. André, que va a presidir la misa de las 23 horas. Es el rector del Santuario. 23:00 Comienza la últi-ma misa del día. Se celebra en francés. 23:30 El P. André propone a los peregrinos pro-longar la oración en la Gruta con un tiempo de adoración del Santísimo Sacramento. Un gru-po de 53 peregrinos de Hungría ha sido anunciado y participa en este tiempo de oración intensa. Medianoche Ya se ha re-tirado al Santísimo del altar de la Gruta. El P. André se retira. En la sacristía, Roberta y Gia-como terminan de colocar las cosas antes de irse también.

1:15 Alain, el responsable de las velas, termina su tiem-po de servicio. Antes de dejar la Gruta, donde todavía se en-cuentran en oración unas diez personas, se inclina lentamente delante de la Virgen de Lourdes para saludarla una última vez. El último homenaje de un servidor entre otros.