Skip to Content

“¡Todo lo que vivo aquí es del orden de la Gracia!”

Oriundo de los Altos Pirineos por su familia y sacerdote de la diócesis de Toulouse (Francia), Mons. Xavier d'Arodes habla varios idiomas. Después de una carrera diplomática, sobre todo como consejero eclesiás-tico de la Embajada de Francia en la Santa Sede, entró en la comunidad de los capellanes de Lourdes en 2014, por deseo de Mons. Nicolás Brouwet, obispo de Tarbes y Lourdes, quien le ha nombrado coor-dinador de la pastoral interna-cional del Santuario. Por ello y ayudado por los diferentes servicios del Santuario, es el encargado de obrar por la in-ternacionalización de éste:

  “A nivel mundial, la Igle-sia está en crecimiento. La internacionalización no puede ser solamente euro-pea. En el Santuario aco-gemos a un gran número de asiáticos o americanos. Tenemos que transmitir el mensaje de Lourdes adaptado a su cultura.” El coordinador tam-bién tiene la responsabilidad de regular el uso de las lenguas en la liturgia. “Deseamos tomar en cuenta los deseos de los peregrinos y queremos conocer sus prácticas y de-vociones”, explica Mons. D'Aro-des. Junto con el presidente y el capellán de la hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes, trata también de desarrollar una cultura internacio-nal del voluntariado: “Queremos recibir volunta-rios del mundo entero. Para ello tenemos que inculcar el mensaje de Lourdes, evan-gelizar en profundidad, con  un lenguaje universal ca-pad de llegar a los jóvenes.”

¿Lour-des dentro de diez años? Él la ve “como un lugar de gracia con una dimensión espiritual aún más fuer-te”. ¿Lo que le hace feliz? Su ministerio de sacerdote, que le ofrece “una proximidad con los peregrinos, en particular con las personas enfermas”. Con una gran sonrisa dice: “A pesar de las difi-cultades inevitables, ¡todo lo que vivo aquí es del orden de la gracia!”